Mi viaje a Italia

¡Atención, post largo!

Quería hacer este post contando las anécdotas del viaje y mostrando fotos pero lo ampliaré para que sirva de mini-guía, con nuestra experiencia, por si algún día viajáis por estas tierras italianas (o llegan lectores nuevos para buscar información) ya que a mi me hubiera venido muy bien saber algunas de las cosas que os voy a contar.

Llegamos al aeropuerto Orio al Serio en Bergamo y desde ahí fuimos a recoger el coche que habíamos alquilado para viajar hasta Florencia esa misma noche. El aeropuerto me sorprendió porque es bastante grande, me imaginaba que sería como el de Zaragoza y para nada.

¡El coche una cucada! un Fiat 500, toda una sorpresa, mi hermano no me dijo el modelo, solo: “Ya verás como te gusta…”

Cucada italiana!

Tras 4 horas de coche, con un buen GPS, a ritmo de mambo italiano llegamos a destino. Destacar que los italianos corren mucho. Un ejemplo: en una vía con obras, señales para ir a 60km/h, D iba a 100 y nos pasaban todos follados… con eso os digo todo.

Florencia

La ciudad es pequeñita, tiene muchas cosas para ver pero si te organizas bien un día de madrugón puedes disfrutar perfectamente de lo mas característico.

En primer lugar fuimos a la Galería Uffizi, tenía bastante ganas de verla para contemplar las grandes obras. Como ya sabréis, estas cosas son de madrugar y hacer cola o comprar las entradas por anticipado. Nosotros llegamos a la hora de apertura y estuvimos 1 hora de cola. Entrada de 11€ y si la quieres anticipada pagas 4€ mas.

Entradas Uffizi ^_^

Fue una delicia ver las grandes obras Botticelli (El nacimiento de Venus), Paolo Uccello (La Batalla de San Romano), Leonardo da Vinci (La Anunciación), Tiziano (La Venus de Urbino) y otras de Miguel Ángel, Caravaggio y Rafael. Pero me esperaba algo mas impactante… iba con la expectativa de ver “otro” Museos Vaticanos y no, obviamente no se pueden comparar. Galería pequeña pero en la que inviertes 3 horas como mínimo para visitarla.

De ahí a disfrutar de las plazas y calles de Florencia: Piazza della Signoria, Palazzo Vecchio, Loggia dei Lanzi, Piazza Duomo y la basílica de Santa Maria del Fiore.

Neptuno Pito y Castigador

Pito! Esculturas

La catedral (duomo) de Florencia se llama Santa Maria del Fiore y fue diseñada por Brunelleschi. Exteriormente es preciosa, de lo mejor que he visto, me impresionó. Por dentro es austera, no concuerda con su majestuosidad exterior pero ya solo la cúpula merece la pena. Ofrecen subir a la torre y a la cúpula. Nosotros decidimos subir a la cúpula, su precio 8€, para ver la ciudad desde lo alto. A la cúpula se accede subiendo 463 escalones, muy irregulares y de altura elevada, cansa, pero es divertido. No hay ascensor.

Santa María del Fiore

Cúpula... amazing No pintar en las paredes...

Santa María del Fiore Vistas Florencia

Vistas Florencia Mira Nessie... allí!

Nice! :)

Seguimos con los paseos por el centro histórico, muchas heladerías y muchas luces de neón. De ahí a visitar el Ponte Vecchio. Un puente que parece una calle ya que está llena de locales los cuales son joyerías. Nos contaron que fueron los Uffizi quienes echaron a todos los que se dedicaban a la actividad comercial de oficios mundanos para colocar la joyería, ya que querían que ese puente fuera un acceso de lujo. Este es el famoso puente de los candados. Ahora está prohibido colocarlos y ponen multas altas.

Ponte Vecchio desde la Galería de los Uffizi Ponte Vecchio

Amor en Ponte Vecchio Ponte Vecchio

Paseando, disfrutando de la tarde y la ciudad. Me llamaron la atención las bicis. Hay muchísimas, todo el mundo se mueven con ellas (no hay carril bici ni zonas habilitadas para ellas) pero se ven muy viejas y roñosas, parece una moda.

Bicis roñosas Señalética original :)

Una anécdota con la que nos reímos mucho. Paramos en una terraza y a mi me apetecía algo ligero, un café solo con hielo. D se aventuró y dijo con seguridad, en italiano, “café freddo” y me dijo que eso era “café frío”. Empezamos a bromear diciendo que nos iban a sacar una copa lujosa, cara y con bengalas. Pues no muy lejos de la realidad porque nos sacaron esta súper copa de crema de café fría con chocolate. Sí, yo quería algo ligero xD

Esta crema es muy típica y estaba muy rica. Si queréis un café con hielo lo más parecido que encontramos fue el shakerato. Será que ponerle al espresso hielo es un sacrilegio. El capuccino de D tenía latte art, lo mas curioso es que no es nada elaborado, simplemente con el juego de muñeca de la leche muy caliente les sale estas cosicas :)

Café Freddo

Por la noche en la Piazza della Signoria pudimos disfrutar de la orquesta sinfónica al aire libre y totalmente gratis. Las ciudades son diferentes cuando se viven de noche :)

Piazza della Signoria nocturna La réplica del David dándolo todo!

No vimos a El David de Miguel Ángel, en la Galería de la Academia, por falta de tiempo, pero bueno.

Las conclusiones de Florencia:
– Es una ciudad pequeñita, con encanto, me gustó pero me la esperaba mas impresionante. Llevaba la idea de que sería como Roma pero en simplificado y no, son muy diferentes.
Stendhal, amigo mío, creo que cuando sufriste tu síndrome te faltaba mucho mundo por conocer :p

Notas y consejos
– Sinceramente no pagaría 4€ mas por la entrada anticipada a los Uffizi.

– Me faltó ver alguna obra de Splinter… (sí, chiste fácil friki xD).

– Las entradas para menores de 18 y mayores de 65 años en casi todo suelen ser gratuitas y hasta 25 años es entrada reducida.

– Recordad ir tapados para entrar en los templos, en Italia son muy estrictos con las mujeres: nada de tirantes y nada de pantalón corto. Yo siempre llevo en la mochila un fular que me hace de falda.

– Sino siempre tenéis la opción de comprar un poncho de plastichucho (que no tapa nada) en la misma puerta de la iglesia, por el módico (sarcasmo) precio de 1,50€. Si queréis que os salga el poncho gratis solo tenéis que ir a la puerta de salida porque ¡la gente los tira totalmente nuevos! (lo mas normal sería guardárselo, que te van a decir lo mismo en la siguiente iglesia grande a la que entres…).

– Cuando subí 50 escalones no me lo pensé, me quité las sandalías e hice todo el recorrido descalza. Las escaleras se suben y se bajan mejor, toda una gozada. A la salida había una fuente, me refresqué, me lavé y a seguir. Mas feliz que Chupitas…

Cyn bien tapadica

Pisa

Dejamos Florencia para ir a La Cinque Terre pero queríamos pasar por Pisa antes, tan solo a 1 hora en coche.

Cuando preguntas a la gente si Pisa merece la pena oirás la mayoría de las veces: “No vayas”. Pisa es una ciudad muy fea, pero la Piazza dei Miracoli me gustó mucho, es más, es que me impresionó (ya que aquí las dimensiones vuelven a ser grandes), no me la esperaba así.

La vas a tirar...

Pisa

Obviamente es muy turística, parecíamos todos idiotas con la misma pose, pero las zonas verdes son agradables para descansar y comer algo. El duomo por dentro es precioso y la Torre, además de grande, está realmente muy inclinada, no sé como no se ha caído aún (¿es que tendrá un mecanismo subterráneo y la ladean como quieren? no me extrañaría, todo sea por el turismo :p).

Pisa y la originalidad... No pisar el cesped...

En mi opinión, si estáis por la Toscana: sí, yo si que recomiendo ir a Pisa, pasar una hora viendo Miracoli y ya está.

La Cinque Terre

Dejando La Toscana para meternos en La Spezia. La idea era pasar 2 días hospedados en Riomaggiore y visitar con el coche los otros 4 pueblos: Monterosso al Mare, Vernazza, Corniglia, Manarola.

Son pueblos costeros muy chiquititos pero con un encanto especial. Tan pequeños que alguno no tiene playa sino que te bañas en el embarcadero, otros solo tienen una plaza central y la calle principal y otros como única alternativa de ocio la de hacer rutas de senderismo.

El problema: son muy turísticos, mucho alemán, americano y asiático. Nos asustó que al pasar por un chiringuito estuviera sonando “La Macarena”.

Elegimos Riomaggiore porque allí parecía que había mas cosas para ver, aunque en una hora te veías todo. Hoteles hay pocos, son mas “albergues”, es decir, casas normales compartidas.

Enamorada de Riomaggiore

Diversión en Riomaggiore Enamorada de Riomaggiore

Genialidad viejuna Riomaggiore desde las alturas

Thinking... El auténtico Pizzigato

Agua fría. Último baño nocturno en Riomaggiore Noche en Riomaggiore

Lo ideal es hospedarse en uno y visitar todos los pueblos ya que están muy cerca, hay 20km entre los extremos, es decir, entre Riomaggiore y Monterosso. Para moverse entre ellos hay tren, el billete vale 2€ y es lo más cómodo.

Riomaggiore es muy bonita, tiene zonas con mucho encanto y otras como cualquier otro pueblo. Los paseos eran agradables, mucha cuesta, mucho huerto y muchos limoneros. Esta zona es famosa por ello, así que os recomiendo probar un granizado casero de limón.

Limones y mas limones! Fuente y pozal perruno

Otro pueblo fue Vernazza, muy majo, estilo Riomaggiore. Para su acceso tienes que dejar el coche “fuera” del pueblo y andar como 1,5km por una cantera hasta el centro del pueblo (fue muy raro).

Los colores de Vernazza Vernazza

Decidimos pasar un día de playa así que fuimos a Monterosso al Mare, el mas grande, mas turístico pero con menos monumentos y cosas para ver. Para entendernos, era como Salou. Había que probar el agua italiana… ¡me gusta el mar!

Shhhhhakerato! Puestecillo

Playica.... $ chmod 764 /me

Nadando... Monterosso

Conclusiones de La Cinque Terre:
Podrían ser unos parajes espectaculares para considerarse El Fin del Mundo, lugares con encanto para retirarte del mundanal ruido pero el turismo los mata. Es una pena que esté tan enfocado a los extranjeros, de hecho, pocos italianos podías encontrar.

Lo mas útil de este post lo pongo aquí:
– Para llegar a La Cinque Terre es necesario coche, porque el autobús es muy escaso.

– El problema del coche es que solo pueden aparcar los residentes, está vallado y si quieres aparcar tienes que pagar el parking el cual, en Riomaggiore, costaba 3€/h, ¡carísimo! Y además cerraban a las 21h con lo que te obligaba a dejar el coche dentro hasta la mañana siguiente (contar las horas y multiplicar por 3€).

– Como íbamos a pasar más de 2 días teníamos que buscar otra solución. Se puede encontrar sitio en la ladera de la montaña, la que baja al pueblo. Nosotros aparcamos allí, a 30 minutos del pueblo. No era un paseo ya que hablamos de carretera, montaña y cuestas infinitas.

– El parking de Vernazza es mucho mas barato que el de Riomaggiore.

– Una vez aparcas te mueves entre pueblos con el tren, muy bien comunicado, buenos horarios y por solo 2€ (aunque tampoco pasó el revisor). En 10 minutos ibas de extremo a extremo de La Cinque Terre.

– Si fuera otra vez creo que me hospedaría en Monterosso y viajaría desde allí a los demás pueblos para disfrutar de las tardes y las vistas.

-Hospedarse cuesta, lo mínimo, 25€/persona en habitaciones compartidas. Solo hemos estado en un albergue pero pintaban todos parecido. No esperéis grandes comodidades ni nada (casi nos costo lo mismo que el hotel de 4* de Florencia). Una opción a tener en cuenta es que en donde os hospedéis tenga parking incluido.

– En la playa, si te vas mas lejos de 200m o si te cubre mas de 1,60m ya no te salvan xD. Había señales que lo advertían, lo curioso es que era playa “con escalón” y en la orilla ya te cubría mas de 1,60m… Los italianos le echan morro para todo.

– En Monterosso la playa mas larga era de arena gruesa, abarrotada de hamacas de pago. Pero había una pequeña y apartada, era de piedrecitas pequeñas, mucho mas cómoda ni tan abarrotada.

Una muy buena experiencia

Para finalizar la casualidad que os conté, tras la puerta número 19 el viaje acabó. Con ganas de volver a viajar. Por contratiempos familiares mis vacaciones ya han acabado, tocará dejarlo para septiembre.

Tenéis todas las fotos del viaje en mi flickr.

“El Mini es como una mujer fea maquillada.” by D
“Esto no es una cama de matrimonio, esto es una cama de divorciados.”
“Menudo sinvivir en cada curva…” by D mientras él conducía, yo me peleaba con el GPS y en la música sonaba la frase “Destino a dónde me vas a llevar…” de Love of Lesbian.

D: ¿Has dicho izquierda y el GPS derecha?
C: Sí, ¡pero yo tengo razón!

En realidad el GPS la tuvo…

D: ¿Tú que quieres hacer?
C: Coger un café, ir a la plaza y sentarme en el suelo.

Despidiéndonos del peque... Brindando por el viaje

13 thoughts on “Mi viaje a Italia

  1. La verdad es que la Galería de la Academia merece la pena, pero no tanto por el David, sino por una serie de esculturas, de cuyo nombre no me acuerdo, pero viene a ser algo como “las nacientes”, que están como saliendo de la piedra. Son, simplemente, espectaculares. Creo que alguna vez te lo había comentado. Eso sí, en tiempos no se podían comprar los tickets por internet y tocaba madrugar… (mucho).
    +1 a casi todo lo demás que conozco. 3 horas para los Uffizi?? hahaha, las primeras.

    Por cierto, Venezzia para cuándo? :-)

    Ps: Los Minis molan, pero ahora ya hay demasiados :S Ese 500 sería una pequeña maravilla, qué chulo

    • Me gustaría volver así que la Galería de la Academia la tengo en mi lista de pendientes :)
      Las colas de los Uffizi no tenían comparación con las de Roma. Fuimos rápidos viendo las cosas pero ya sabes que el arte no lo disfruto tanto como tú :P

      Venezzia… pronto! Volveré a Bergamo y tiraré para arriba en vez de bajar a La Toscana :)

      El Fiat era muy majico! pequeño y manejable, encima aún corría. Por ese estilo de coches sí que me sacaría el carnet… jiji

      Gracias!

  2. Me apunto Riomaggiore en mi lista de sitios que ver… Aunque todo el viaje ha sido un señor viaje. Sisisi.
    Echo de menos una foto de Nessie comiéndose la torre de Pisa… ¿estamos perdiendo las buenas costumbres, Cynthia? jajaja

    • Jajaj, tranqui, tenemos esa foto! pero no nos quedó muy allá con el enfoque y la mala postura de la torre :P
      Apunta Riomaggiore y La Cinque Terre aunque sea visita de una tarde :)

      PD: Me debes una cerveza! :P

      • Ahá, entonces veo que las buenas costumbres siguen vigentes :)

        que sí, que te debo una cerveza…. pero si tenemos que encontrar casualmente, la cosa irá para largo :P

        • Pero si somos unos campeones en eso de encontrarnos casualmente! :P

          Venga, a la siguiente que hagáis con mi hermano me acoplo a modo ninja :P

          • Eso es verdad! Somos unos campeones en los encuentros casuales, jajaja

            ¡¡¡ Road trip con Cyn !!!

  3. Pingback: Vacaciones sin pretensiones | Cyn's Place

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>