Bienvenidos al arte de la incomodidad

Confieso que los dos únicos contactos que he tenido con el blog, tras el último post en 2015, fueron las renovaciones del dominio. En ambas veces lo hice con afán de retomarlo y no fue así. En mi defensa diré que tenía dos borradores como intento de comenzar a escribir (los cuales ni recordaba). Tras este tiempo me pregunto, ¿sigue de moda esto de las bitácoras?

¿SIGUE DE MODA ESTO DE LAS BITÁCORAS?

Hace más de 10 años comencé a escribir en mi primer blog. Soy consciente que siempre he contado mis frivolidades y tampoco he aportado mucho a la sociedad pero el cuaderno de bitácora es eso, un libro que relataba la vida y las experiencias de una persona en particular. He cuestionado qué hacía con mi huella digital, ¿borro todo y comienzo a forjar “mi yo serio y profesional”? No, no va conmigo. Prefiero respetar los post de mi pasado. Ya lo decía Ortega y Gasset en Meditaciones del Quijote: «Yo soy yo y mi circunstancia y si no la salvo a ella no me salvo yo»

Bienvenidos al arte de la incomodidad

El sitio en donde cuento mis personales y profesionales idas de pelota. Siguiendo el cuaderno de bitácora histórico y el perchero que te da la bienvenida a mi casa… Welcome aboard, marineros!

¿Hacemos una porra sobre cuánto voy a durar? Señores, hagan juego.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *